3 dic. 2011

Concierto Paul Di'Anno en Gruta 77 (Madrid, 06-11-2011)


El pasado Noviembre volví a ver por segunda vez a la Bestia en un concierto asombroso como los que ya no quedan; cien por cien macarra y andergraun. Y nostálgico, pues pude escuchar una vez más las canciones de Iron Maiden cantadas por su vocalista original; un Di'Anno, que pese a su permanente y lamentable estado físico, sigue escupiendo esos versos genialmente grotescos de una Dama de Hierro que todavía no era para nada comercial.



Con unos kilos y tatuajes demás con respecto a la última vez que le vi en Villarejo de Salvanés, y evidentemente enfermo -fue un milagro que le funcionaran las cuerdas vocales- el concierto comenzó -para alegría de todos- con las canciones más clásicas de los Maiden, seguidas de un par de canciones de su propia carrera. Unos temas, excelentemente tocados por su fucking italian band, que no dudó en apoyar a Paul con temas instrumentales y solos de batería y guitarra entre esputo y esputo del pobre Paul.


Menciones a la puta de su ex.-mujer, santiguarse con el whisky, echar la culpa -entre otras perlas- a los franceses (¿? xD),cagarse en la madre de mucha gente (incluida la del tipo que le envío a la cárcel) fuck, fuck, fuck, fueron muchas de las constantes entre tema y tema en un concierto que pese a su corta duración -debido al estado fiebroso y de las cuerdas vocales de Paul- dejó a todos con algo más que una sonrisa en la cara.

Repito; una enorme sonrisa a todos aquellos que nos criamos en los movimientos underground completamente fuera y lejos de modas y movimientos comerciales, incluyendo el propio heavy metal y todas las tendencias urbatribales. Aquellos que leíamos el Víbora, que mezclábamos el punk/Oi! con los Maiden, Álvarez Rabo y toda la infracultura en general. Porque Paul Di'Anno, es precisamente lo que representa: la etapa más viva, más macarra y más juvenil de unos Iron Maiden que a posteriori, con la incorporación de Bruce Dickinson tras la expulsión del propio Paul por sus problemas con las drogas, ya no volverían a ser los mismos.


Y hablando precisamente de las bonanzas del espíritu que representa Paul, quizás deberíamos destacar aquí los elementos negativos a destacar del concierto: la carrera de Paul, para desgracia de nosotros y para bien de muchos frikijevis, no se limita sólo a la carrera de Iron Maiden. Grandes bandas como BattleZone, Gogmagog, The Original Iron Men o Killers, entre otras, han sido muchas de las aportaciones que Paul a otorgado a la música, con éxito relativo, y escaso en nuestro país. ¿Los elementos negativos del concierto entonces? La total y absoluta ausencia de temazos de su carrera como músico después de Iron Maiden: I Dont Wanna Know, I Will be There, The Living Dead...

Porque la gente normalmente, suele ir a los conciertos de este personaje por frikismo de Iron Maiden. En parte comprensible, pero público como éste son el lastre de la carrera del pobre Paul, que se ve obligado año tras año a realizar conciertos con temas de Iron Maiden, temas de Iron Maiden y más temas de Iron Maiden, eclipsando éstos de forma absurda su propia carrera individual como músico, que como repito, es muy grande.


Para terminar el análisis del concierto, me gustaría pedir a los lectores, que si no conocen la obra que ha creado este gran tipo que se llama Pablo después de su expulsión de los Maiden, que comiencen a investigar, pues no les dejará para nada indiferentes. Y publico aquí, todos mis deseos de que algún día, Di Anno pueda ver su obra reconocida, y no tener que tocar canciones de los Maiden eternamente para 30 o 50 personas en un bar diferente de Europa tres veces por semana todos los años para ganarse la vida. 

Porque tú vales para mucho más que eso, Paul, y lo sabes.

2 comentarios:

  1. Gran critica y gran concierto, que no tarde mucho en pasarse por aqui de nuevo

    ResponderEliminar