29 nov. 2011

Chiquit-Era

Postura de chiquiteo, Nivel 1
Se podría decir que fue durante un período de tiempo no demasiado largo, pero tampoco demasiado breve como para cansarnos, uno de los personajes más influyentes en el jander español.

Un humorista salido del sur español más profundo y que por él se "consagraron" grandes expresiones que todavía se siguen (y se seguirán utilizando) en nuestro hablar común.

Un tío completo: frases influyentes, movimientos brutales y total falta de coherencia.

Sus pasos fueron imitados por pequeños y mayores, que levante la mano quien no haya chiquiteado alguna vez.









Lo mejor de: Lo puto peor
La primera prueba televisiva de su duodenal existencia fue en 1994 en un programa llamado genio y figura, donde dejó claro su estilo, fistrear en vez de contar un chiste inteligente


El programa se basaba en un amasijo de chistes contados de forma que parecía una batalla de raperos, a ver quién contaba el mejor chiste, o el mayor sin sentido.










En este programa él era lo único bueno, y lo catapultó al no siempre reconocido éxito español, que tuvo como consecuencia que nos encontrásemos a Chiquito hasta en la sopa.






Los chistes de Chiquito, como he dicho antes, eran básicos, muy básicos, solo alargaba el chiste más simple hasta límites grotescos, pero tenía gracia este jander.

 La cosa en el ámbito chiquitesco se empezó a ir de las manos cuando nos empezámos a encontrar en el mercado cosas que rallaban lo jarenauer.


Nos dejó por supuesto una gran aparición en bolero mix, una agradable ruta del bakalao made in Barbate.


Matutano se sumó al carro ofreciendo su propio producto chiquito.Unos mal llamados Fistros que en el fondo eran bocabits, pero por ese "precio joven" quién se podía resistir.


25 pesetas entre 13 gramos.... te sale a 1.9 pesetas el gramo de Fistro. (winners don't use drugs)

Gracias a esto supimos por fin qué era un fistro, que era básicamente producto de aperitivo frito con sabor a carne.

Dentro de cada bolsa, nuestros generosos amigos de matutano, nos obsequiaban con un chiquitazo. Estos eran los repudiados de los demás tazos. Nadie en su sano juicio se jugaría un tazo normal contra un chiquitazo, quizás contra un cap......

La colección completa de chiquitazos se reducía a 9 y tenían alguna de sus famosas frases impresas en ellos, parecen pocos pero antes tenías que pasar por el trago de comerte una bolsa entera de Fistros, y además al comprarte esta haber negado comprarte otra que contuviese tazos normales. Así que adquirir una de estas era para auténticos desviados.




 El continuo hablar de su persona supuso que se llegasen a hacer famosas hasta sus camisas, tuvo que decir públicamente que las camisas fistras se las compraba su mujer.

 Por supuesto se concibió muchísima más miscelánea cutre que pasaba de chicles en los que te encontrabas un chiste en el envoltorio hasta figuras a modo de juguete.

Todo para el divertimento de las mentes más enfermas del panorama español.






















Tras esto participó en algunas películas de géneros tan dignos como el "terror" o el "western". En Bracula interpretó su papel con Bigote Arrocet, ración doble de caspa.

Lo último que pudimos ver de su carrera en el celuloide fue su aparición junto con otro grande, el fallecido pero inolvidable Leslie Nielsen en una pelicula en 2009, mezcla inmejorable.



Hasta aquí el articulo de uno de los mejores personajes españoles. Un saludo

4 comentarios:

  1. Hostias los tazos qué recuerdos!!!! Los vídeos ya me los he visto todos, y la película de Bracula es legendaria, cojones, qué buena es:

    http://www.youtube.com/watch?v=ENy-iAAQ_ag

    xDDDDDDD

    ResponderEliminar
  2. Bueno, esto me pilló en el instituto, y os divertirá saber que varios profesores prohibieron explícitamente las imitaciones de Chiquito...

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, que recuerdos con los Tazos. Yo los tuve como reliquia hasta que un uen día se esfumaron -alguna de esas limpiezas asesinas de la casa-.

    ResponderEliminar