10 nov. 2011

Martínez el Facha (1977-x)


"Estaba una vez firmando libros no sé dónde, cuando me aborda un tío de unos 45 años y me mira sonriente. Pensé que quizás nos conocíamos, pero no. Entonces se acercó y me dijo al oído: –Soy falangista. Yo me esperaba una hostia, sin embargo él añadió: –Siempre leo Martínez el Facha, y quisiera saber quién te informa acerca de las cosas que cuentas. Sorprendido, le dije que nadie, que todo me lo inventaba. Él sonrío y me dijo: –En una historieta sobre el 20-N [la manifestación que se hace en recuerdo de Franco], contaste que habíamos traído un servicio de orden desde Italia que acababa a tortas con los fachas españoles. ¿Cómo lo sabías? Yo ni me acordaba, y le repetí que todo me lo había inventado. –Tú tienes a alguien que te informa desde dentro, porque esto ocurrió de verdad y tú lo contaste antes de que sucediera. Alucinado, le repetí que todo me lo inventaba; pero el tío seguía sin creerme. Al final, no tuve más remedio que decirle que sí, que tenía un amigo dentro de Fuerza Nueva que a veces me contaba cosas. Ya tranquilo, sonrió y dijo: –Lo sabía. Y se fue tan contento. Algunas veces, la realidad supera la ficción." (Kim)



Martínez el Facha es sin duda alguna el personaje más veterano de la revista "El Jueves". Sus historietas, desde sus comienzos, tratan de cómo un hombre de ideología franquista y afín a los antiguos valores y tradiciones, se enfrenta en su día a día ante un país, una España que ya no es para nada  la que conocía. Sus desencuentros en páginas en blanco y negro con la justicia, los cambiantes valores de la sociedad española, las drogas, el terrorismo, el paro, la crisis, los políticos... acabarán siempre de manera frustrante a la vez que hilarante para el pobre Martínez. Unos desencuentros, además, que suponen una auténtica penuria para un pobre hombre de clase baja cegado por los mensajes de los políticos corruptos de las viejas clases dominantes que aún dominan su entorno social.

A continuación, algunos de los personajes más representativos:

 Martínez "el facha": Martínez es un viejo jubilado franquista, veterano de la División Azul, y antiguo guarda de Franco. Es una combinación algo así entre el diputado Pujaltre, Torrente y el guardia civil de "Amanece que no es poco". Vive con la señora Martínez, el Padre Bocquerini (un sacerdote exiliado argentino), su nieto y el exmarido de su hija, quien de vez en cuando aparece por la casa con su marido negro, penuria para el pobre Martínez.

La señora Martínez: Es la esposa de Martínez, con la que lleva casado unos cuarenta años. Es la típica señora de barrio con la que te encuentras un sábado a primeras de la mañana tomando churros. Le es infiel constantemente ¡a su edad! a nuestro pobre amigo Martínez, y desde 2009 se prostituye por 5 euros en la Casa de Campo para poder comprar verduras.


Adolfito: Es el inseparable amigo de Martínez. Vestido siempre a la moda de los años setenta, está más salido que una moto, y se va constantemente de putas cuando puede, pasando de las prescripciones morales de sus amigos. Durante las historietas de la transición, es de los primeros que prueba las Salas X.

El señor Morales: Un tipo con pinta de fuerzanuevista que es el Presidente del partido al que Martínez pertenece. Morales, es un personaje turbio, caradura, que se aferra a los valores del viejo régimen para mantener controlados a los cuatro afiliados de su partido -básicamente Martínez y sus amigos- y ganar dinero a costa de ellos presentándose contínuamente, aunque jamás vaya a ganar unas elecciones. Un agudo ejemplo que refleja la triste realidad de la mayoría de los partidos políticos en España.

El exmarido de la hija de Martínez: De todos los personajes, este es sin duda el más cabrón. Un tipo "progre", que se aferra a las ideas de la izquierda sólo para mojar o consumir drogas, traicionando continuamente no sólo a su ideología; también a su familia política con tal de ganar dinero y conseguir privilegios. Además, por si faltara duda, es el "gracioso" que no para de gastarle bromas pesadas a su suegro. Desconozco si lo hizo con esa intencionalidad, pero Kim hace también una crítica a la izquierda progresista con este personaje claramente de la transición.

El Padre Bocquerini: Un sacerdote tragaldabas argentino de ultraderecha exiliado en España desde la llegada de la democracia a Argentina. Famoso por sus "vientos", o pedos, impulsados por una fuerza motriz consistente en la ingesta de alubias.

Don Florián: Un personaje oscuro y abyecto que representa a la "nueva derecha" de la que Martínez y sus compatriotas -pertenecientes al ala del nacionalsindicalismo- huyen constantemente, salvo el señor Morales; que acude a él para pedirle dinero. Es el capitalista del partido, dueño de un banco, y sus nuevas amistades meterán a Martínez y a sus compañeros en más de un follón.

La Condesa: Si Martínez y compañía pertenecen ideológicamente al antiguo régimen, el personaje de la Condesa pertenece sin duda alguna al régimen feudal. Personaje vinculado a la nobleza, a la que Martínez y compañía le guardan respeto, y el señor Morales -otra vez el señor Morales- solo se relaciona con ella para pedirla dinero. No obstante, es un personaje divertido, y siempre con muchas propuestas para salvar al partido de Morales y con ello, ¡España!.


En resúmen: Martínez el Facha es un personaje ideado en la transición que ha sobrevivido durante décadas hasta nuestros días a gobiernos de centro, populares y socialistas. Supuso, y supone, al igual que Makinavaja., un reflejo a la vez que una crítica de la sociedad española y la situación política de cada momento; pero vista desde un "facha", algo completamente inusual. Es un personaje de referencia en la historieta del humor español, y aunque es político -en cuanto sus historietas tratan exclusivamente temas políticos-, no son unas historietas ideológicamente segmentadas: quien piense que Martínez el Facha está ideado para unos y contra otros, se encuentra completamente equivocado; Martínez es un personaje atrapado en su contexto generacional, que en clave de humor, no sólo se critica así mismo y a quienes le rodean en su partido, sino a la sociedad en su conjunto. Y desde todas las ópticas, que no falte. Porque si ser persona en este mundo ya es difícil... ¿cómo lo será siendo facha?

Y las cosas, siguieron así... xDDD

4 comentarios:

  1. Amo el cómic político, aquí en Chile también los hubo clandestinamente para la dictadura de Pinochet, tengo algunos tomos bastante interesantes.

    Por los localismos es probable que yo no entienda a Martínez el Facha ni ustedes a Súper Cifuentes o a Anarko, pero sin duda marcan hitos en los amantes del cómic como yo. Por cierto, en mi comuna existe el Parque Nacional del Cómic Chileno, con estatuas tamaño grande de los cómics más famosos de Chile y cerámicas para otros cómics no tan conocidos pero igualmente importantes. Algún día hablaré de eso en Albarji Productions.

    ¿Conoces Mafalda? Cómic argentino creado por Quino, te lo recomiendo bastante. Es humor político-social.

    ResponderEliminar
  2. Sí, Mafalda es muy leída en España, ¡me encanta! ^^

    ¡Muchas gracias por las recomendaciones Felipe! Voy a buscar por internet a Súper Cifuentes y a Anarko, a ver qué tal están :)

    Habrá muchas cosas de Martínez el Facha, que por los localismos, como dices, no entenderás, pero aún así te recomiendo que le eches un vistazo, no te defraudará ;)

    ResponderEliminar
  3. Todos sabemos que sientes cierta fascinación familiar por Martinez... y todos esperamos que no sea más que eso, fascinación, y no pase a un plano más... digamos... "personal".

    ResponderEliminar
  4. Mi relación con Martínez se mantiene en términos heterosexualmente hablando, y lo sabes :)

    ResponderEliminar